Valencia viajar y turismo moderno

enero 5, 2017 en Destinos por Viajes Single

ciudad artes y ciencias viajes single 3

ciudad artes y ciencias viajes single 3

La ciudad de Valencia es una de las mas importantes en España, en los ultimos años se ha potenciado mucho el turismo en esta zona, con varios eventos, como ejemplos tenemos el Gran Premio de Formula 1 que se realizo durante varios años, una inversion millonaria que ha tenido como fruto dar a conocer esta ciudad a nivel mundial, ademas de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, un moderno complejo turistico hecho en una parte de la ciudad, rodeada de hoteles y perfecto para pasar varios dias visitando esta zona, con unas estructuras fantasticas, por eso desde Viajes Single queremos recomendar este destino para viajar y hacer turismo de calidad y moderno.

Valencia es una ciudad Mediterranea, que posee un clima unico, al estar tan cerca del mar, suele mantener altas humedades y temperaturas medias, lo que hace que se este a gusto en casi cualquier epoca del año, el centro urbano tiene unos 800.000 habitantes y llega al millon y medio si sumamos las zonas colindantes.

Valencia viajar y turismo moderno

Monumentos y edificios religiosos

Catedral

Catedral de Valencia.
La catedral de Valencia está dedicada por deseo de Jaime I, siguiendo la tradición del siglo XIII, a Santa María, siendo consagrada el año 1238 por el primer obispo de Valencia posterior a la reconquista, Fray Andrés de Albalat. Se encuentra sobre la antigua mezquita de Balansiya, que a su vez se había alzado sobre la antigua catedral visigótica.205 El estilo constructivo predominante de esta catedral es el gótico valenciano o mediterráneo, aunque también contiene elementos del románico, del gótico francés, del renacimiento, del barroco y neoclásico.

Contiene algunas de las primeras y mejores pinturas del quattrocento de toda la península ibérica, que llegaron de Roma a través de artistas contratados por Alejandro VI. Este último Papa valenciano, cuando todavía era el cardenal Rodrigo de Borja, hizo la petición para elevar la sede valentina al rango de Metropolitana, categoría que le fue otorgada por el papa Inocencio VIII en 1492. En su interior se venera el Santo Cáliz, fechado del siglo I, y dado a la catedral por el rey Alfonso el Magnánimo en 1436.

Su torre campanario es conocida como “El Miguelete”. La construcción de la Torre se inicia en 1381 y finaliza en 1429. Debido a su complejidad, fue dirigida por varios maestros de obra, siendo el primero Andrés Juliá, desde 1381, y los siguientes, entre otros, José Franch (1396), Pedro Balaguer (1414, constructor de las Torres de Serranos) hasta Martín Llobet (1425), el último de los arquitectos que intervino en la construcción. Posteriormente se construye la espadaña (1660 – 1736).

Basílica de la Virgen

Basílica de la Vírgen.
Durante el siglo XVII se levantaron en Valencia numerosas construcciones barrocas, la mayor parte religiosas, y se transformaron tanto interior como exteriormente antiguos edificios góticos.206 La Real Capilla de la Virgen de los Desamparados, con categoría de Basílica desde 1872, fue realizada entre 1652 y 1666 por Diego Martínez Ponce de Urrana, a partir de los diseños realizados por los más importantes artífices del momento, aprobados y muy posiblemente, orientados por Juan Gómez de Mora, Maestro Mayor del rey.207

A principios del siglo XX, se planteó la posibilidad de realizar una majestuosa ampliación de la Basílica. Por ello, el prelado convocó un concurso de ideas en el año 1932, que ganó Vicente Traver. Según su proyecto, el nuevo edificio tendría la cúpula más alta de la ciudad, y sería de las más grandes de Europa. Pero durante la guerra civil ocurrió el incendio de la Basílica, y la obra no se llevó a cabo. Décadas después se retomó la idea, pero al comenzar las obras en la parte trasera de la Basílica, actual plaza de la Almoina, se descubrieron ruinas romanas, visigodas y árabes, por lo que el proyecto quedó definitivamente paralizado.

Santa Catalina Mártir

Santa Catalina Mártir.
El templo dedicado a Santa Catalina Mártir, sito en la plaza Virgen de la Paz, se levantó sobre una mezquita anterior y en 1245 ya había adquirido el rango de parroquia. Consta de una sola nave, con contrafuertes laterales entre los que se colocaron las capillas. Es la única de las iglesias góticas de la ciudad con girola en la cabecera, igual que la catedral.208

En el siglo XVI el edificio fue revestido con decoración clasicista al gusto renacentista y, tras un pavoroso incendio sufrido en 1548, parcialmente reconstruido. En 1785, siguiendo la moda imperante, se le dio un aspecto barroco. En la década de 1950 se llevaron a cabo obras de repristinación para devolverle su fisonomía gótica original, para lo cual se despojó a los muros de todo el ornamento barroco y neoclásico.

El campanario fue construido entre 1688 y 1705 por Juan Bautista Viñes, cuyo nombre aparece grabado en una lápida conmemorativa que podemos ver en su base. Obra maestra del barroco valenciano, es de planta hexagonal, y su alzado se divide en cuatro pisos separados por molduras, más el cuerpo de campanas y el remate superior.209

Real Parroquia de los Santos Juanes

Parroquia de los Santos Juanes.
La primitiva iglesia de los Santos Juanes se alzó en el arrabal de la ciudad conocido como la Boatella, donde e ubicaba una antigua mezquita. La antigua ermita fue levantada antes de 1240 sobre la mezquita. Estaba situada extramuros de la ciudad árabe, cerca de las puertas de Bab al-Qaysariya y de la Culebra, cuando se construyó la muralla cristiana quedó incluida ya dentro de Valencia.210

De su antigua estructura gótica queda la nave y el gran óculo cegado, conocido como “la O de Sant Joan”, que fue concebido como un gran rosetón en una de las fachadas. En 1592 la iglesia sufrió un aparatoso incendio que obligó a una reconstrucción casi total a lo largo de los siglos XVII y XVIII. Destaca, por lo infrecuente, la amplia fachada del mercado, concebida como un grandioso retablo de piedra sobre una terraza que domina la plaza frente a la lonja, formando un conjunto urbanístico único. La preside la escultura de la Virgen del Rosario, obra en estuco de Jacopo Bertesi, y sobre ella se alza la torre del reloj, flanqueada por los dos Santos Juanes y coronada por el famoso “pardal de Sant Joan” (pájaro de San Juan), la veleta a la que, según cuenta la tradición, se hacía mirar a los niños cuando sus humildes padres los abandonaban en la plaza. En la parte baja de la terraza se abren “les covetes de Sant Joan” (las cuevas de San Juan), semisótanos en lo que antaño se ubicaban chatarrerías y tiendas de viejo. En el templo nuevamente levantado predicó San Vicente Ferrer y allí ofreció su primer sermón en el día de San Juan Bautista.

El interior del templo es de una desbordante imaginación barroca, con estatuas de Bertesi que representan a personajes de las Doce Tribus de Israel, y sobre todo el conjunto de los frescos que ejecutó Antonio Palomino en la bóveda. Este templo se declaró BIC (bien de interés cultural) mediante el Decreto en el BOE del 26 de febrero de 1947.211

El 19 de julio de 1936, durante la guerra civil, fue pasto de las llamas y sus efectos aún perduran. Las pinturas se hallan en estado lastimoso, ya que fueron quemadas o ennegrecidas por el humo de los incendios, si bien se está trabajando en su recuperación desde hace décadas.212

San Juan del Hospital

Fachada de San Juan del Hospital.
La iglesia de San Juan del Hospital fue la primera iglesia construida en Valencia, tras la Catedral, como un priorato de los caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén. Su fundación se debe a la concesión, realizada por el rey Jaime I en la época de la conquista de Valencia al caballero sanjuanista Hugo de Folcalquier, lugarteniente del Maestre de su orden en la Corona de Aragón, de unos terrenos junto a la puerta de la Xerea, para establecer allí esta sede prioral. Aquí se levantaron varios edificios: una iglesia dedicada a San Juan Bautista; el hospital correspondiente a la labor asistencial específica de esta orden militar, la cual recibió el nombre “de Jerusalén, del Hospital, de Rodas y de Malta”; un convento; y un cementerio propio para los caballeros difuntos del hospital. Todo se construyó entre los años 1238 y 1261, terminándose totalmente lo conventual antes de 1316.211

La iglesia está precedida de un patio decorado con cuadros cerámicos del Vía Crucis, donde se conservan estos restos arquitectónicos y elementos sueltos de los edificios que componían la fundación.211 La verdadera iglesia ocupa una superficie de 36 metros de longitud por 19 metros de anchura, y está compuesta por una bóveda apuntada con plementería de piedra sobre gruesos fajones que se apoyan en ménsulas, y una cabecera poligonal de cinco lados techada con crucería, donde se encuentra el presbiterio. Este fue levantado a fines del siglo XIII y está iluminado por ventanas rasgadas de estilo ojival; la central más ancha, con tracerías y decorada con columnillas adosadas. Sobre los nervios de piedra, las bóvedas son de ladrillo a tizón y en sus paramentos extremos, son obra posterior, del siglo XIV, dos altas capillas que perforan los muros con arquivoltas ojivales y se desarrollan entre los contrafuertes.213

Las capillas laterales son la mayor parte a modo de grandes arcosolios que se abren a la nave por ojivas cistercienses sobre columnillas adosadas, protegidas por un alfiz moldurado.213 Sus bóvedas de piedra debieron estar pintadas con frescos que sólo se conservan parcialmente, en espera de restauración, en la primera parte del evangelio. Las dos últimas de este lado son más amplias y están techadas con crucería diagonal. En el testero subsisten dos tramos de una logia con bóveda de crucería que se abre a los pies de la nave.211

Monasterio de San Miguel de los Reyes

San Miguel de los Reyes.
Este monasterio es una importantísima obra del renacimiento valenciano que según algunos autores puede ser considerado como precedente del monasterio de El Escorial, siendo como este, monasterio jerónimo, foco cultural e iglesia conmemorativa de la memoria de su fundador. La primera piedra fue colocada en 1548 por el obispo y el Fernando de Aragón, duque de Calabria. La construcción del monasterio se prolongó durante el siglo XVII, iniciándose la iglesia del monasterio a partir de 1601.214

En 1821 la desamortización del trienio liberal suprimió la comunidad jerónima. El edificio, según la Real Orden de 2 de julio de 1821 se habilitó como Casa de Beneficencia y Corrección. En 1823 se produjo el regreso de los frailes, que realizan algunas obras menores. En 1835 se produce la exclaustración definitiva, pasando el monasterio y sus propiedades a manos del Estado. Tras la desamortización, las obras de arte y libros que quedaban después de haber sido objeto de saqueo en la Guerra de la Independencia, fueron trasladados al Museo de Bellas Artes de Valencia y buena parte de los libros, entre los que se encuentran los procedentes de la valiosa biblioteca del Duque de Calabria, se destinaron a la Biblioteca Universitaria. Tras usos como presidio, escuela o almacén, entre 1997 y 2000 fueron realizadas las obras de rehabilitación del conjunto para su destino de sede de la Biblioteca Valenciana.

Cruces de término

Cruz Cubierta de Valencia.
Estas cruces, que en la Corona de Aragón se solían denominar peirones y en otros lugares humilladeros, se situaban en los caminos para marcar los límites de la ciudad.215 El Ayuntamiento de Valencia posee la titularidad de todas las cruces ubicadas dentro de su término municipal, así como el de algunas cruces que están fuera de él, como la cruz cubierta del camino a Barcelona, situada en Almacera, y la cruz cubierta de Mislata.

La cruz cubierta del Camino Real de Játiva, se encuentra en el antiguo Camino Real de Játiva, actual calle San Vicente. Es una obra gótica realizada en el año 1376 (siglo XIV) por un autor desconocido. Entre los años 1432 y 1435 (siglo XV) el maestro de obras Juan del Poyo y el tallista Johan Llobet renovaron la cruz por cuenta de la Fábrica de Murs e Valls, y en el siglo XVI el templete volvió a restaurarse y en 1898 (siglo XIX) José Aixá realizó una reconstrucción completa de la obra. Otra cruz es la del camí del Mar, situada en la actualidad en un pequeño jardín en la avenida del Puerto, la cual en origen era de una cruz de término gótica, aunque la cruz de piedra ha desaparecido y ha sido sustituida por una de hierro. Lo que sí que se conserva es el pedestal y las imágenes que lo adornan, aunque en bastante mal estado. Entre 1423 y 1424 trabajó en ella Martí Llobet y en 1428 su hijo Joan Llobet.

Otras cruces son la de Pinedo, la cual es una reproducción moderna de la cruz original realizada en 1995 por el escultor valenciano Jesús Castelló, la cruz de término de la avenida de Cataluña, inaugurada el 3 de mayo de 1965 y situada en la salida de Valencia por la antigua autopista de Barcelona, la cruz de término de la Pista de Silla, realizada por el escultor Antonio Sacramento en 1965 y la cruz de término de la avenida de las Cortes Valencianas.

ciudad artes y ciencias viajes single 1

ciudad artes y ciencias viajes single 1

Monumentos y edificios civiles

Edificios góticos

Interior de la Lonja de la Seda de Valencia.
El edificio de la Lonja de la Seda es una obra maestra del gótico civil valenciano situada en el centro histórico de la ciudad. Declarada el año 1996 como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco,216 se encuentra situada en la plaza del Mercado, número 31, frente a la Iglesia de los Santos Juanes y del Mercado Central de Valencia.

La Lonja se construyó entre los años 1482 y 1548, y su primer constructor fue Pere Compte entre los años 1483 y 1498 sobre el modelo de la Lonja de Palma de Mallorca, constituyéndose en un edificio emblemático de la riqueza del siglo de oro valenciano (siglo XV) y muestra de la revolución comercial durante la Baja Edad Media, del desarrollo social y del prestigio conseguido por la burguesía valenciana.217 En la parte alta del otro lado del patio hay un artesanado que cubre el Consulado del Mar. Los domingos hay un mercadillo de coleccionistas de sellos y monedas, y quizá sea esta la única actividad que todavía tiene alguna relación con la función original del edificio.

Otro edificio de estilo gótico-renacentista es el Palacio de Benicarló, actual sede de las Cortes Valencianas. Este edificio es una mansión aristocrática, la cual se construyó en el siglo XV como residencia de la familia Borja en la capital del antiguo reino de Valencia. Entre los años 1485 y 1520, se realizaron actividades de adaptación de varios edificios preexistentes, así como la construcción de la escalera de piedra del patio por Pere Compte. El cuidado de la obra y sus transformaciones dirigidas a una mayor habitabilidad estuvo delegado en los más destacados arquitectos y artistas activos en la capital. En definitiva, su análisis permite entender su devenir entre unas aspiraciones grandilocuentes y un olvido inicuo.218

El Palacio de la Generalidad Valenciana también es un edificio tardogótico con intervenciones renacentistas que data del siglo XV. La construcción del Palacio se inició en el año 1421, ampliándose en el siglo XVI con una gran torre por el arquitecto Montano. En 1831 se instaló la audiencia territorial, que en 1922 pasó a ser la Diputación Provincial. Desde 1947 a 1951 se realizó una restauración.219

Las puertas de las murallas

Torres de Serranos.
Las Torres de Serranos son una de las doce puertas que custodiaban la antigua muralla de la Ciudad de Valencia. Su nombre parece provenir de que están situadas aproximadamente al noroeste del casco antiguo y, por lo tanto, eran la entrada natural que comunicaba con los caminos que iban a Los Serranos.220 Los jurados de Valencia encomendaron su construcción al maestro Pere Balaguer, quien se inspiró en otras puertas góticas de Cataluña, como la Puerta Real del Monasterio de Poblet, que se inspiraba en el estilo arquitectónico genovés. Comenzaron las obras el 6 de abril de 1392 sobre los terrenos del anterior pórtico, y en marzo de 1398 finalizaron las obras.

Las Torres de Quart, un par de torres gemelas, también formaban parte de la muralla medieval que rodeaba el casco antiguo de la ciudad de Valencia, cuya función era defender la ciudad. Estas torres están situadas en el cruce de la calle Guillén de Castro con la Calle Quart.221 Las Torres de Quart fueron construidas por los “mestres en el noble art de la pedra” Francesc Baldomar y Pere Compte en el siglo XV, entre los años 1441 y 1460. En las obras también intervinieron Tomás Oller y Jaume Pérez. El estilo de las torres es gótico tardío militar, imitando a las Torres o Arco del Triunfo del Castell Nuevo de Nápoles.

Edificios barrocos y neoclásicos

Palacio del Marqués de Dos Aguas.
El Palacio del Marqués de Dos Aguas, tal y como se conoce en la actualidad, es producto de una radical reforma llevada a cabo sobre la antigua casa solariega de los Rabassa de Perellós, titulares del marquesado de Dos Aguas, en la década de 1740 (siglo XVIII) en un acusado estilo rococó. En un lateral del Palacio se abre la puerta principal, realizada en alabastro por Ignacio Vergara sobre diseño de Hipólito Rovira. Presidida por la imagen de la Virgen, desde ella descienden dos caudales de agua en alusión al título de los marqueses, con dos atlantes a los lados que simbolizan dos ríos, todo con aspecto de desbordante voluptuosidad.222 Alberga el Museo Nacional de Cerámica y de las Artes Suntuarias González Martí.

Otro edificio de esta época es el Palacio de Justicia de Valencia, en origen Casa de la Aduana Real, el cua se construyó en la época de Carlos III entre los años 1758 y 1802. Cuando el edificio era la Aduana Real pasaba por él todo el comercio marítimo que se dirigía a Valencia, ya que era uno de los polos económicos de la España del siglo XVIII. En 1828 el edificio pasó a ser la fábrica de tabacos y en 1914 se convirtió en sede del Palacio de Justicia.223

La plaza de toros de Valencia fue construida entre los años 1850 y 1860 (siglo XIX) en el solar de una plaza anterior que por problemas de presupuesto nunca llegó a terminarse. Es neoclásica, inspirada en la arquitectura civil romana, el teatro de Flavio Marcelo (Coliseo), o el anfiteatro de Nimes (Francia). Fue construida por el arquitecto valenciano Sebastián Monleón Estellés. Se trata de un cuerpo poligonal de 48 lados, con más de 17 metros de altura y 52 de diámetro del ruedo. Con estas dimensiones la hacen una de las plazas más grandes de España.224 225

El modernismo

Estación del Norte.
La Casa Consistorial de Valencia integra en una manzana de planta ligeramente trapezoidal, dos construcciones de época y estilo bien diferenciados: la Casa de Enseñanza, edificada por iniciativa del arzobispo don Andrés Mayoral, entre 1758 y 1763; y el cuerpo de edificio (la fachada principal), realizada entre la segunda y tercera décadas del siglo XX en un marcado estilo modernista. El 1 de marzo de 1962 a través del decreto 474/1962 (BOE 9-03-62) se declaro el edificio como bien de interés cultural (BIC),226 a la vez que también fue declarada monumento histórico-artístico de carácter nacional.227

Otro de los edificios modernistas más importantes de Valencia es la estación del Norte, construida entre los años 1906 y 1917, aprovechando las transformaciones urbanísticas de la ciudad a finales del siglo XIX para instalarse en un enorme solar restante.228 Es uno de los monumentos más emblemáticos de la arquitectura civil de la ciudad. La obra, diseñada por el arquitecto Demetrio Ribes se enmarca en el estilo modernista, donde se aprecian las influencias de la vertiente europea de la Sezession, caracterizada por un modernismo de líneas rectas en contraposición a las formas sinuosas más típicas del modernismo valenciano.229

El edificio del Mercado Central también es otra construcción de estilo modernista y se empezó a construir en el año 1914 por Francesc Guàrdia i Vial y Alexandre Soler i March, ambos formados en la Escuela de Arquitectura de Barcelona y habiendo trabajado en el equipo de colaboradores de Domènech i Montaner, arquitecto que se caracterizó por un estilo propio dentro de las líneas del modernismo.230 Este edificio combina el metal, las cúpulas, el vidrio, las columnas, al recuerdo gótico del modernismo, como si de una catedral del comercio se tratara, combinando muy bien con la vecina Lonja de los Mercaderes. En el centro del edificio se aprecia una gran cúpula coronada por una veleta.

El Mercado de Colón es otro claro ejemplo de arquitectura modernista de principios de siglo XX. Este mercado lo diseño y realizó el arquitecto Francisco Mora Berenguer entre los años 1914 y 1916. El mercado se inauguró el 24 de diciembre de 1916, día de Nochebuena, y según crónicas de los diarios municipales, este fue un evento espectacular: de la plaza de Toros salió una cabalgata formada por la Guardia Municipal Montada, con los timbales y clarines de la ciudad, la Roca de la Fama, los vendedores del mercado, los grupos «La pesca», «Aves y carnes» y «Flores, frutas y hortalizas», una carroza ocupada por la Reina de la Fiesta acompañada por su corte de honor. La Banda Municipal y una sección de la Guardia Civil cerraron el festejo. Hay que destacar que el edificio del mercado se declaró Monumento Nacional.231

En la zona porturia se encuentra otra de las obras más importántes del modernismo valenciano, los tinglados del puerto de Valencia. El autor e impulsor de los mismos fue el Ingeniero Federico G. de Membrillera, subdirector del puerto de Valencia a finales del siglo XIX. Hasta la segunda mitad del siglo XIX, la única infraestructura portuaria existente en el puerto de Valencia había sido un sencillo muelle de madera, y con motivo del incremento del tráfico de mercancías en el puerto, se vio la necesidad de ampliar las infraestructuras, por lo que se planificó la construcción de 6 tinglados. A pesar de que los ingenieros exigían que primara la ornamentación, la falta de presupuesto en aquella época simplificó el proyecto. A pesar de ello destaca la decoración modernista, con relieves alusivos al comercio y la navegación y mosaicos cerámicos policromos sobre temas valencianos típicos.232

ciudad artes y ciencias viajes single 2

ciudad artes y ciencias viajes single 2

La obra de Santiago Calatrava

Puente de la Exposición.
El puente Nueve de Octubre se construyó en la década de los ochenta del siglo XX por el entonces todavía no reconocido arquitecto valenciano Santiago Calatrava, siendo esta la primera obra del arquitecto en la ciudad. Este puente destaca por la originalidad de sus formas y por las cuatro esculturas abstractas que adornan sus entradas.

Otra obra diseñada por Santiago Calatrava es el conjunto formado por el puente de la Exposición y la estación de metro de la Alameda, la cual está situada bajo el viejo cauce del río Turia al cual hay que bajar para acceder a la estación. Estas obras se inauguraron en el año 1995.178 Como nota curiosa cabe destacar que la construcción de ambos elementos fue simultánea, realizándose la obra de la estación de metro en su emplazamiento definitivo, mientras que la del puente se realizó en terrenos próximos y se trasladó con posterioridad a su ubicación actual sobre la estación.

Finalmente hay que destacar el complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias,15 diseñado por Santiago Calatrava y Félix Candela, una de las zonas más populares de la ciudad. Este complejo se fue inaugurando a lo largo de una década, desde el 16 de abril de 1998 cuando se inauguró el Hemisférico, hasta el 31 de octubre de 2009 con la apertura del Ágora, aunque actualmente aún se están ultimando algunos destalles de este edificio debido a problemas de derribo en la cara externa de su construcción.