Riviera Maya, destino de ensueño

Desde viajes single queremos hacer una mencion muy especial a un destino tan mundialmente conocido como es la Riviera Maya, donde hay complejos de ensueño y numerosas actividades que poder realizar con las que disfrutar nuestras vacaciones, varios destinos donde viajar, tanto solo como acompañado.

La Riviera Maya en la península de Yucatán, México, es un destino en el que se pueden pasar unas vacaciones de lujo en un todo incluido al borde del Caribe. Pero es más que eso, la oferta de actividades para el viajero es enorme, la naturaleza y su patrimonio de la mano de la cultura Maya permiten, alargando un poco la estancia, organizar un gran viaje a la Riviera Maya. Es ideal para un viaje en familia, pero también en pareja o con amigos.

Riviera Maya, destino de ensueño

Vamos a enumerar en viajes singles una serie de alojamientos, destinos, playas y actividades con las que disfrutar la estancia y tus vacaciones en esta zona llena de exotismo.

Cancún o Playa del Carmen

Desde luego me quedo con Playa del Carmen. En ambos sitios se pueden encontrar magníficos alojamientos si bien en Playa del Carmen no sufriremos la masificación de Cancún, con altas torres de hoteles y apartamentos.

playas de riviera maya 1

playas de riviera maya 1

Resumen de las experiencias vividas en este viaje

Alojarse y disfrutar de un hotel todo incluido
Subir a lo alto de una pirámide
Hacer snorquel en el Caribe
Recorrer un manglar abarrotado de aves
Ver delfines y tortugas gigantes en el mar
Dar de comer a un cocodrilo
Nadar con delfines
Bañarse en un cenote
Conducir una bici maya
Recorrer una isla en un carrito de golf

Aqui os contamos unas vacaciones en la Riviera Maya desde el punto de vista de varias personas que han podido disfrutar de este destino en sus vacaciones y disfrutar viajando en la mejor compañia.

El Hotel Todo Incluido en Playa del Carmen.

El hotel nos llenó además del día de llegada, varios días completos. Si miras el itinerario fueron en total casi 7 días repartidos a lo largo del viaje. Pero, ¿cómo pasar tanto tiempo en un hotel?, ¿Que hacer en un todo incluido?. La verdad es que la oferta es muy variada. Este era nuestro plan diario con ligeras variaciones:

Comenzamos el día con un desayuno impresionante, para mí la mejor comida del día en el que destacaban los zumos de frutas naturales.
Después piscina y combinados y un rato al mar. Allí, además del baño, practicamos vela o piragua, para apaciguar el calor, seguían cayendo cócteles.
Las comidas (y las cenas) las hicimos probando los distintos restaurantes del grupo de hoteles a los que teníamos acceso, aunque, sobre todo la comida acabó imponiéndose en un restaurante-terraza junto a la piscina y vistas al Caribe.
Por la tarde repetíamos plan, intercalando algunas actividades organizadas del tipo pin-pon, clases de baile, etc. El día se llenaba con facilidad, relax y dosis de actividad.
El final del día en el hotel se completaba duchados y vestidos para cenar. Luego mini disco y juegos para los niños.
Finalmente música y unas copas en mesas tipo chill-out entre fantásticos jardines. Algunos de los días de excursión hacíamos por llegar al hotel a tiempo de la cena y el resto del plan de noche, al que los niños se aficionaron y les encantaba.

Parque acuático de Xcaret

El tercer día decidimos salir del hotel por primera vez desde que habíamos llegado a Riviera Maya. Elegimos el parque acuático de Xcaret. Se trata de algo mas que un parque, con playas para el snorquel, campos de hamacas de cuerda, acuario y diversas actividades entre las que destaca un río en parte subterraneo que se recorre a nado. Por la noche un interesante espectáculo de luz y música con referencias a la cultura maya.

Bañarse con delfines

Varias empresas ofrecen la posibilidad de tener la experiencia de bañarse con delfines, nosortros elegimos Delphinus Xcaret. Es una sensación increíble, tan grandes y tan cercanos. Por grupos te metes en el agua en la quue los delfines se acercan, te rodean, saltan alrededor y por encima tuyo y se acercan para darte un “beso”. Termina con el foot push en el que dos delfines te empujan por los pies haciéndote saltar por el aire fuera del agua.

Excursión a Sian Ka´an

El sexto día viví una experiencia de contacto con la naturaleza que no había conocido antes. Visitar la reserva de Xian Kaán , declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, es conocer naturaleza en estado puro. Tras recorrer en todo terreno durante dos horas la selva para llegar a Punta Alen, subimos a bordo de unas barcas a motor. Desde ellas veremos gran cantidad de aves como pelícanos y cormoranes en el manglar, delfines y tortugas en libertad y el increíble arrecife de coral. Una experiencia que afortunadamente pude recordar años después en nuestro viaje a Costa Rica y Bocas del Toro.

Excursión a Tulum

El octavo día fue el elegido para alquilar un coche con el que planeábamos varias excursiones durante hoy y tres días más. Nuestro primer contacto con las ruinas mayas fue con el complejo arqueológico de Tulum.

Superado un primer momento en el que el golpe de calor nos dejó a todos “cao” durante un rato, tras beber y mojarnos la cabeza, visitamos las ruinas de Tulum. Al estar situado junto al mar, el recorrido permite disfrutar además de unas magníficas vistas de la costa.

playas de riviera maya 2

playas de riviera maya 2

Baño en un cenote

El octavo día no había terminado, tras la mañana en las ruinas de Tulum decidimos parar en uno de los múltiples cenotes que hay cerca de la carretera. Un baño en un cenote es un baño distinto, piscinas naturales entre rocas, cuevas y vegetación.

Cancum

El noveno día conducimos hacia el norte desde Playa del Carmén. No podíamos irnos sin conocer, al menos llevarnos una imagen, del famoso Cancum. La visita nos reafirmó en la buena elección de Playa del Carmen. Se trata de una gran concentración de grandes edificios en una lengua de tierra que se adentra en el mar. Nos limitamos a recorrerlo en el coche, parar a tomar un refresco y al final del trayecto si que nos pareció interesante subirnos a una gran torre panorámica.

Excursión a Isla Mujeres

Muy cerca de aquella torre se encuentra el puerto de Cancun. Allí aparcamos el coche y tomamos un barco que hacía el trayecto hasta isla Mujeres, donde íbamos a pasar la tarde. Isla Mujeres es una isla especial en tanto a que se tamaño es el justo para recorrerla en un carrito de golf.

No podíamos negarnos, alquilamos el carrito de golf al lado del puerto nada más llegar y nos dispusimos a recorrer la isla. Sorprende positivamente lo “poco” desarrollado desde el punto de vista turístico con respecto al cercano Cancun. El recorrido nos dio una visión de un México algo más auténtico, sin la careta para el turismo. Vimos sus casas, sus gentes y pasamos una tarde muy agradable que remató con una bonita puesta de Sol.

Excursión a Chichén Itzá

El décimo día nos tocaba visitar el impresionante complejo arqueológico de Chichen Itza, uno de los más importantes de la península de Yucatán. Chichén Itzá fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988 y en 2007 el templo de Kukulcán fue elegido como una de las nuevas 7 maravillas del mundo moderno.

Decidimos contratar un guía que nos llevó por el recinto de Chichén Itzá, visitando además de la más conocida pirámide de Kukulcán, el campo donde se practicaba el juego de pelota y multitud de otros restos arqueologicos. También vimos alguunas de las excavaciones en curso.

Excursión a Cobá

El undécimo día nos acercamos a ver la pirámide de Cobá temprano. Las ruinas se encuentran en medio de la selva y para llegar a ellas hay que hacer un recorrido por la misma. El camino es bonito y el incentivo es, máxime si vas con niños, hacerlo en bicicleta. Nosotros nos dividimos, alquilando bici la madre y el mayor y yo me monté con la peque de dos años en una bici maya, un triciclo con una rueda atrás y dos delante que soportan una pequeña plataforma-cesta ideal para sentar a la niña.

En el recorrido se ven algunas ruinas hasta que finalmente se llega a la pirámide. Hay que subir a lo alto de la pirámide y hay que hacerlo con cuidado debido a la gran pendiente. Desde arriba destaco la vista panorámica de la selva desde lo alto, un magnífico paisaje.

Riviera Maya con niños

Si vas a Riviera Maya con niños descubrirás que se trata de un paraíso para ellos. Los grandes hoteles todo incluido están perfectamente preparados para los mas pequeños. La animación se encarga de su entretenimiento y la cantidad de actividades para compartir en familia dentro y fuera de los hoteles es casi infinita.

Viajar con niños siempre condiciona, mas cuanto mas pequeños son. El mayor, de 9 años no condicionó en absoluto y es uno de los viajes que recuerda con mas cariño. La niña pequeña de dos años condicionó en parte el viaje, pero no lo limitó. Os pongo algunos ejemplos que os pueden orientar si viajáis en condiciones similares:
En Xcaret, recorrimos el río navegable llevando a la niña con un neopreno, que habíamos llevado desde España, flotando con el chaleco y remolcada con una cuerda atada a mí.
Para hacer snorquel en Sian Ka´an, pudimos dejar a la pequeña a bordo de la barca a cuidado de una de las personas que no bajaron, aunque el plan A era llevarla como en Xcaret.
En la pirámide de Cobá, la niña no subió. Nos turnamos abajo para cuidarla y subimos por turnos, con lo que el mayor subió dos veces, acompañándonos a cada uno de nosotros.
La pequeña no se bañó con los delfines, como en el caso anterior hicimos turnos y el mayor aprovechó el 2×1 dos veces, bañándose con cada uno de sus padres.