Sierra Nevada, esqui en el sur de España

diciembre 23, 2016 en Destinos por Viajes Single

Sierra Nevada esqui en el sur

Sierra Nevada esqui en el sur

Sierra Nevada, esquí en el sur

La Estación de Esquí y Montaña de Sierra Nevada es la gran estación de esquí con la cuenta el sur de la península ibérica. Es la estación de esquí situada más meridional (para los de la LOGSE, más al sur) de Europa y de mayor altitud de España. No tiene nada que envidiar a otras estaciones de esquí del norte español. Hay quienes opinan que incluso podría rivalizar con las estaciones de Esquí de Aragón y de Cataluña.

Localización

Sierra Nevada está localizada en las faldas del Mulhacén, en los términos municipales de Monachil y de Dílaren, provincia de Granada, lo que le otorga un entorno mágico, ya que el Mulhacén, con sus 3.482 metros de altitud, es el techo de la Cordillera Bética, segundo macizo montañoso de mayor altitud de Europa después de los Alpes. Además, el macizo de Sierra Nevada fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1986. A causa de su aislamiento y altitud, desde el fin de la Glaciación de Würm el macizo ha quedado como refugio de innumerables plantas y endemismos impropios de las latitudes mediterráneas en las que se sitúa.

¿Por qué Sierra Nevada?

Nos varias y variopintas las razones que puede tener el esquiador para elegir Sierra Nevada. La exótica ubicación, la cercanía o la calidad de la nieva y de sus pistas así como el excepcional entorno. Lo cierto es que la estación de esquí y montaña de Sierra Nevada, como parte esencial de la oferta turística de Andalucía y referente internacional del turismo de nieve, permite por su privilegiada situación disfrutar de un clima envidiable mientras se practica deporte o se contempla la naturaleza. La estación de esquí más meridional de Europa ofrece al visitante unas excelentes instalaciones de nieve a unas dos horas del mar y de la costa y a unos pocos kilómetros de las capitales andaluzas. La calidad de su nieve, el excepcional tratamiento de sus pistas y la oferta complementaria de ocio son los reclamos que seducen al esquiador.